La fidelidad en tiempos de Tinder Dan Ciocoiu-Muntiu

nunca estГЎs ante la leyenda sobre amor: pero podrГ­a serlo. Querido lector: lo que posees delante nunca estГЎ diseГ­В±ado para inducir ni el mГЎs diminuto ГЎpice sobre sentimiento en ti. SerГ­В­a: sencillamente: un resultado directo desplazГЎndolo hacia el pelo carente paГ±os calientes sobre lo que supone verdaderamente acontecer devoto a la marca comercial en la era de Tinder.

SerГ­В­a un hecho: la fidelidad, semejante desplazГЎndolo hacia el pelo como la conocemos: ha muerto.

AsumГЎmoslo. Estamos tocados (si no hundidos). Con un discreto seГ±a en todo empleo sobre dating podrГ­В­amos: reconocer a alguien nuevo: tener una citaciГіn: iniciar una relaciГіn, casarnos, formar la casa, divorciarnos: reconocer a alguien mГЎs, tener una citaciГіn desplazГЎndolo hacia el pelo asГ­ sucesivamente. Y no obstante creamos que es la vГ­a normal sobre digitalizar el formato analГіgico de las citas: en realidad ha desencadenado la onda sГ­smica paralela que afectarГЎ al modo en que concebimos cГіmo ser fiel a un trabajo, artГ­В­culo o marca comercial.

Llevo bien un lapso participando activamente en proyectos de fidelización: experiencia de cliente & engagement, y tengo que reconocer que el modo más importante de contar esta leyenda es asimilarla a una relación sentimental: conocerse: Durante la reciente citación, el primer beso: la primera noche juntos (especialmente en el sector sobre entre los viajes): la enlace, etc. aunque, en exacto manera: en el último año aproximadamente, a las personas le rampa más conocer por qué la destreza y no ha transpirado la amabilidad al cliente son los verdaderos catalizadores sobre todo acción sobre marca destinada a satisfacer al comprador y a incrementar los beneficios. Sobre realidad queréis saber razón por la que qué? Mi impresión: en parte fundada: podrí­a ser tanto los clientes como las marcas comerciales entienden la“relación sentimental” de un forma desigual al concepto que se tenía primero. Voy a explicarlo con un modelo basado en la app sobre citas con más éxito del mercado: Tinder.

Conocerse

Conocer a alguien en la actualidad en jornada serГ­В­a pan comido en comparaciГіn con cГіmo se suponГ­a que habГ­a que realizar las cosas primeramente de Tinder. Te bajas la app, creas una cuenta: subes una foto y listo. Se da la impresiГіn en exacto modo a la contacto que entre los clientes tienen con las fГ­ВЎbricas en esta fase. Poseemos multitud de artГ­В­culos y no ha transpirado servicios dentro de entre los que escoger. Con un discreto gesto con el dedo, podemos mercar cualquier cosa: desde una lata de Coca Cola a un cabezal sobre ducha de reservar agua que todavГ­a nunca se ha fabricado. El efecto inminente sobre esto es que el trabajo sobre ganancia aumenta, lo que implica que las marcas se esfuerzan razГіn por la que formular la proposiciГіn sobre precio correcta mientras lo que busca el usuario es una preferible relaciГіn calidad/precio. Un truco de especialista: serГЎ preferiblemente que hayas subido la mejor foto de perfil que tengas o te pasarГЎn de extenso desprovisto pensarlo dos veces.

El primer “match”

Me emocionГ© muchГ­simo cuando recibГ­ mi primer “match”. Pero no sabГ­a excesivamente bien quГ© elaborar despuГ©s. DeberГ­a llamar? Nunca podrГ­a. Se me pasaron miles de posibilidades razГіn por la que la inteligencia inclusive que, desconcertado: descubrГ­ que el chat era la Гєnica posibilidad. Es lo mismo que cuando pruebas un producto razГіn por la que primera ocasiГіn: te llama la amabilidad: quieres probarlo, la sentimiento y no ha transpirado la innovaciГіn bien merecen pagar lo que rampa, de este modo que: lo escoges. Has llamado mi atenciГіn.

Al final me decidí a redactar un “Hola :)” que nunca tuvo respuesta. Veis? Éste serí­a el preferible exponente del primer momento de ruptura en la relación de fidelidad entre el usuario y no ha transpirado una marca comercial. Cuando se te da bien absorber a clientes con tu oferta de tasacií³n: asegúrate de que lo que ven es lo que hay desplazándolo hacia el pelo: lo más significativo, logra una citación.

Atrapado en el esparcimiento

Mientras trasteaba en Tinder: sobre rí¡pido me di cuenta de que la novedad más significativo que aporta esta aplicación está en la forma en que nos planteamos el rechazo. Primero de Tinder: el evento de rechazar a alguien era una cuestión eminentemente emocional: aunque sea Con El Fin De mí. Era igual que comprar en un comercio desplazándolo hacia el pelo que te ofrezcan la chocolatina por únicamente un euro más; serí­a algo a lo que es complejo negarse carente la gran excusa… entretanto que Actualmente nunca tengo más que arrastrar el dedo hacia la izquierda y no ha transpirado avispado: falto excusas desplazándolo hacia el pelo falto estropear a nadie.

Este tipo sobre postura es lo que en HeyHuman llaman “Gen Tinder”, aunque yo lo veo más bien como una especie de filtro que: de muchas modo: todo el mundo aplicamos cuando una marca nos provee participar en un plan de fidelización: En Caso De Que me convence: deslizo el dedo hacia la derecha. Eso no implica ningún apuro: lo único que desea hablar de podrí­a ser me agrada. En caso de que es mismamente: deslizo el dedo hacia la izquierda desplazándolo hacia el pelo no me vuelvo a acordar de el sustantivo de ese “Desconocido”.

Plaats een reactie